Raúl Eguizábal es el primero de los entrevistados en “El crédito al Consumo en España”, una producción de Cetelem. Eguizábal es Catedrático de Publicidad en la Universidad Complutense de Madrid. En la actualidad imparte distintas asignaturas de la Licenciatura en Publicidad de esta Universidad, además de otros módulos en el Master de Publicidad de ICADE y el curso de Doctorado de la Facultad de Ciencias Sociales, Jurídicas y de la Comunicación de la UVA.

Autor de casi una docena de libros especializados y coordinador y co-autor de otros tantos, el Pr. Dr. Raúl Eguizábal nos explica que el crédito al consumo nace de la fórmula de la compra a plazos, que inventa el fabricante de máquinas de coser Singer, un producto que se popularizó tremendamente en España.

La expansión que tuvieron las máquinas de coser se debió a las circunstancias sociales: no estaba bien considerado que las mujeres trabajaran fuera de casa, pero no había problema si lo hacían dentro de la vivienda familiar.

Las familias encontraron en esta incipiente fórmula de crédito al consumo la solución a un pago que no hubieran podido afrontar de una sola vez. Compraron la máquina de coser Singer y la amortizaron en varios meses, a la vez que eran capaces de obtener ingresos por su trabajo como costureras y hacer una aportación a la economía familiar.

En España esta situación coincide con un cambio en la política interior y exterior, dándose entonces la apertura internacional, las primeras relaciones con Estados Unidos  (llegada de Eisenhower a España), los gobiernos tecnócratas del franquismo y una apertura a la inversión extranjera.

Son los años 60 y todavía la mayor parte de los hogares españoles tienen un equipamiento mínimo de su hogar: las neveras aún no eran eléctricas, sino que se enfriaban con barras de hielo; las cocinas funcionaban con carbón y, como todo lujo, había un aparato de radio en algunas casas.

En España entonces se vivía muy modestamente. Pero esta situación empezará a dar un giro en esta misma década, que se ha llamado también del desarrollismo español.

El crédito al consumo es clave en estos años de mejora de la calidad de vida de los españoles, en una etapa en que el desarrollo económico y la publicidad son tanto o más importantes en el cambio de una sociedad hasta entonces educada para el ahorro.

¿Quieres saber más?

¡No dejes de ver el documental! Haz clic aquí.