La mejora del empleo y una mayor renta disponible de los españoles hace que mejore en un 16% el crédito al consumo concedido, que alcanza los 9.142 millones de euros en los primeros seis meses de 2015.

La mejora del consumo en nuestro país (provocado por una mayor demanda interna) es causa del avance, no solo del crecimiento de nuestro país, sino también de la concesión de crédito para las familias. De enero a junio de 2015 se alcanzaron los 9.142 millones de euros en préstamos concedidos, lo que supone un 16% más que en el mismo periodo de 2014, en datos de Banco de España.

En 2014, el acumulado de antiguos créditos más las nuevas concesiones llegó a los 29.022 millones de euros, lo que supuso un crecimiento del 1,2% y el primer repunte del sector financiero desde el año 2007. Para hacernos una idea del paso adelante que se está dando este año, solo en los tres primeros meses de 2015 ya se habían alcanzado los 28.225 millones de euros, frente a los 22.671 millones del mismo periodo del año anterior.

Además, la financiación crece en todos los segmentos del consumo. En el caso del crédito auto, el crecimiento fue de casi un 30% en el primer trimestre. Siendo mucho mayor el avance del crédito para automóvil nuevo (+31,34%) que para el vehículo de ocasión (+20%).

En el caso del crédito para la compra de bienes de consumo, por ejemplo grandes electrodomésticos, el aumento es del 5,67%, llegando a 838 millones de euros. El préstamo personal, por su parte, crece un 66,6% hasta los 220 millones, en datos de ASNEF.

¿A qué se debe esta mejora del crédito al consumo concedido?

La mejoría de la demanda interna, ya evidente, se debe al incremento de la renta disponible, la mayor confianza en la economía española y el proceso de desendeudamiento que las familias han llevado a cabo durante los años de crisis. Este mes de agosto, la morosidad en los negocios enlazaba 38 meses de bajadas interanuales.

Al crecimiento del crédito al consumo han ayudado mucho las mejores condiciones de financiación, provocadas por la abundante liquidez suministrada al sistema por el Banco Centra Europeo; la competencia entre entidades financieras y el mantenimiento de los tipos de interés en su mínimo histórico.

Con todo ello, la facturación del sector del crédito al consumo está todavía a años luz de los niveles previos a la crisis. En 2007, los españoles estaban pidiendo liquidez a entidades financieras por un valor 3 veces superior a lo solicitado este año.

 

Fuente: http://www.abc.es/economia/20150810/abci-credito-consumo-avance-201508091649.html