Si bien en julio se batió el record en crédito al consumo concedido desde 2010, en agosto la cantidad de dinero prestada descendió en un 26% con respecto a ese mes de julio, según datos de Banco de España. Esto significa que los españoles recibieron 510 millones de euros menos que en el mes anterior. Sin embargo, si comparamos estos datos con los de agosto de 2014 lo que se aprecia es una mejora, con un aumento en el importe de crédito concedido de 461 millones de euros. Si se analiza el histórico de años anteriores, agosto es un mes en el que tradicionalmente desciende la cantidad de dinero prestada por los bancos, entre otros factores debido a las vacaciones de verano y a una consecuente menor demanda de crédito.

En relación al coste, se aprecia un aumento de 0,41 puntos porcentuales, siendo agosto el segundo mes consecutivo en el que sube el precio del crédito; alcanzando un TAE medio del 9,46%.