La recuperación de la economía ha propiciado que aumente la financiación durante los primeros seis meses de este año en un 20,35%, si se compara con los datos del mismo periodo en 2014. Esto se traduce en que los españoles compraron a plazos por un valor total de 22.476 millones de euros, un volumen de negocio que no se alcanzaba desde antes de la crisis.

Este impulso ha sido un revulsivo para financieras, empresas de automoción y retailers, a las que el ahorro de las familias, como consecuencia de la crisis, había mermado considerablemente su actividad. De este modo, el sector vio crecer en junio un 11,13% su stock de crédito, doblando los datos ya positivos de finales de 2014 que apuntaban a un cambio de dinámica.

Concretamente, en el sector del automóvil, donde el 80% de los vehículos se compran a través del crédito al consumo, la nueva concesión alcanzaba hasta junio un crecimiento del 26,68%, llegando a una cifra de negocio de 4.481 millones de euros.

Lee la información original aquí.