El crédito al consumo creció entre las familias un 0,1% en el mes de enero, siendo de 163.255 millones de euros la cifra total destinada a la financiación de bienes. Por otra parte, el endeudamiento de los hogares españoles se sitúa en 721.564 millones de euros en este primer mes del año, lo que supone que continúe el descenso que vivimos en 2015. Esta cifra de endeudamiento, la más baja desde junio de 2006, establece una caída del 0,35% respecto al mes anterior.

Estas cifras sitúan la deuda en un nivel similar al de antes de la crisis. La razón principal de esta considerable bajada está en el descenso de los préstamos nuevos para la adquisición de vivienda; sin embargo, el importe que las familias destinan a gasto relacionado con el sector inmobiliario sigue ocupando la mayor parte de su deuda. Si se compara este dato con el mismo mes de 2015, estos créditos cayeron en un 3,5%.