Las nuevas operaciones de crédito al consumo dado el año pasado sumaron más de 23.600 millones de euros. Del total, 8.491 millones se concedieron a la compra de automóvil y 15.125,7 millones al sector de la distribución.

Estos datos de ASNEF (Asociación Nacional de Establecimientos Financieros de Crédito) dan cuenta del crecimiento de la financiación para la compra de coches, de un 25,96% con respecto a 2014; y del crédito al consumo, de un 6.73%.

En el comunicado que ASNEF ha hecho público recientemente se consideran la mejora de la renta disponible de los españoles y el desendeudamiento experimentado en los últimos años las razones de una mayor demanda de crédito. Consolidándose en 2015 la recuperación que iniciaron las empresas de crédito en 2014.

El Presidente de ASNEF, Óscar Cremer, ha aprovechado para destacar el importante papel que han jugado los planes PIVE en el crecimiento de la financiación del automóvil. Para las sociedades que son miembros de ASNEF, el crédito otorgado a este sector supone el 40% de su actividad habitual.

No solo han mejorado las cifras de crédito concedido, también lo han hecho el riesgo vivo y la morosidad.

En riesgo vivo, las operaciones en curso a 31 de diciembre de 2015 suponían 26.187,7 millones de euros, un 15,04% más con respecto al año anterior. En el caso de la morosidad el descenso ha sido de casi tres puntos porcentuales en el sector de la automoción, de casa un punto en crédito al consumo.