El nuevo crédito a particulares que se concedió en España el pasado mes de mayo se disparó en un 24,25% en su tasa interanual, según datos de Banco de España, hasta los 7.264 millones de euros.

Es importante señalar que solo las renegociaciones de préstamos ya concedidos aumentaron este mes de mayo en un 84,6%, si se comparan los datos con el mismo mes del año pasado. Esto suponen 1.010 millones de euros, de los que 826 millones correspondían a créditos contratados para la adquisición de una vivienda.

 

En lo que se refiere a los tipos de interés aplicados a estos nuevos contratos de crédito, sigue dándose una tendencia a la baja en el caso del hipotecario. En estas financiaciones, los tipos de interés de las bajaron en mayo hasta un 2,05%, frente al 2,09% medio de abril.

En el crédito al consumo, sin embargo, los intereses aplicados crecen: pasando del 7,44% de abril a un 7,65% en mayo. En otros préstamos personales concedidos a las familias en España el tipo de interés apenas crece un 0,1% en su valor intermensual; si bien comparados con el año 2015 ambos se reducen.